SEARCH:




SATISFACTION GUARANTEE
We back our products with an unconditional satisfaction guarantee. If for any reason you are not satisfied, just return the unused portion for a prompt refund.

Save 10% Autoship



These statements have not been evaluated by the Food and Drug Administration. These products are not intended to diagnose, treat, cure or prevent any disease. If you are pregnant, nursing, taking medication, or have a medical condition, consult your physician before using these products.


All content posted on this site is commentary or opinion and is protected under Free Speech. The information on this site is provided for educational and entertainment purposes only. The information on this site is not intended as a substitute for a relationship with a qualified health care professional and it should in no way be misinterpreted as medical advice. Logos Nutritionals strongly suggests that you seek advice from a competent health care professional. Logos Nutritionals assumes no responsibility for the use or misuse of this material. Your use of this website indicates your agreement to these terms and those published here. All trademarks, registered trademarks and servicemarks mentioned on this site are the property of their respective owners. Individual articles are based on the opinions of the respective authors.


Copyright 2007-2017 LOGOS NUTRITIONALS, LLC. All Rights Reserved.
Terms and Conditions - Privacy Policy

EXTRACTO TIMICO

Click Here to Print This Page


Como reportero de noticias m dicas para WAGA-FOX 5 en Atlanta, Georgia, el doctor Rosen ha producido una serie de reportajes de investigaci n sobre el doctor Carson B. Burgstiner y su trabajo tratando des rdenes del sistema de inmunidad con suplementos vitam nicos y glandulares. El doctor Rosen va a publicar pronto un libro sobre el doctor Burgstiner y su impresionante historia.


En 1983 en el punto lgido de su carrera de Ginec logo-Obstetra, el doctor Carson Burgstiner contrajo la hepatitis B cuando se perfor el dedo mientras operaba a un paciente infectado, convirti ndose de esta manera en un portador. Siete a os m s tarde y siendo a n portador, sinti que deb a de haber alguna raz n por su continua inhabilidad de curarse. Record de sus estudios en la facultad de medicina que la gl ndula del Timo controla el sistema de inmunidad. La gl ndula, que es grande en los ni os, disminuye de tama o y, seg n se informa, deja de funcionar, a medida que nos hacemos mayores. Recordando esto, el doctor Burgstiner fue a una tienda de comida saludable y compr extracto t mico y un complejo vitam nico-mineral que conten a vitaminas del complejo B, vitaminas E y C, Selenio, Zinc, Beta-Carotina y un complejo amino cido. Empez a tomarlas y seis semanas despu s report que hab a pasado a un estado no-activo. Notific al Centro para el control de Enfermedades (Center for Desease Control) de Atlanta, Georgia. Ellos tomaron muestras de sangre y las enviaron al Mass General de Harvard y al Scripps Institute de California. Se hicieron muchos estudios, todos con resultados negativos para el virus de la hepatitis.

Era ste un caso de remisi n espont nea o hab a encontrado una esperanza perdida para restaurar la funci n de su sistema de inmunidad? Lo que se conoce es que la gl ndula del timo produce una variedad de hormonas, que estimulan el sistema de inmunidad a que produzca Interferona, Interleukina y gl bulos sangu neos blancos, incluidas c lulas T. Las c lulas T-(timo) o Linfocitos T combaten contra los virus, bacterias, hongos, y otras formas de invasi n exterior que atacan al sistema de inmunidad del cuerpo. Es la c lula T la que es destruida por el virus VIH (HIV en ingl s) y su destrucci n conlleva el SIDA. La gl ndula del timo insemina la m dula espinal, el principal productor de c lulas inmunes en adultos, con c lulas inmaduras T (c lulas tallo) que se multiplican y crecen.

El doctor Burgstiner contact un investigador Hepatologista Gastroenteter logo de la Universidad Wayne State y le inform de sus resultados con el extracto de timo y el complejo mineral-vitam nico. El doctor Burgstiner le envi los suplementos y l los prob en el laboratorio. Entonces l llam al doctor Burgstiner y le dijo que sus resultados de laboratorio indicaban que estos productos pod an tener un potencial tremendo para estimular el sistema de inmunidad. El investigador tom , l mismo, el suplemento y midi los niveles de sangre de una de las hormonas de la gl ndula del timo, Thymosin Alpha 1. El escribi : Se complacer en saber que he llevado a cabo un estudio piloto en m mismo tomando varias tabletas de extracto de timo y de minerales y vitaminas. Primero obtuve una muestra de suero de pretratamiento seguida de unas muestras de suero tomadas en intervalos de _ hora y despu s de 1 hora, durante cuatro horas. Ved aqu el resultado, durante la primera hora, y de forma consistente durante las siguientes horas, los niveles de Thymosin Alpha 1, seg n los determina el test Elisa, se incrementaron .

A continuaci n, el doctor Burgstiner anim a un Inmunologista Cl nico y Alergista de Savannah, Georgia, a evaluar los suplementos. El doctor reuni muestras de suero de antes y despu s de una docena de pacientes que tomaron los suplementos y los envi a la Universidad Wayne State para ser analizados. Un aumento substancial en los niveles de Thymosin Alpha 1 se not en todos los pacientes de la prueba. Los niveles variaban de 300-700 por ciento, dependiendo de la dosis de suplementos. Esta investigaci n confirm que el extracto de timo no era efectivo sin el complejo de vitaminas y minerales, aunque esto no pod a ser explicado en seguida. El doctor Burgstiner pens que las vitaminas y minerales prove an agentes activadores b sicos para la s ntesis natural de los factores de inmunidad.

Bas ndose en estos descubrimientos, a lo largo de los a os siguientes, el doctor Burgstiner utiliz estos productos con pacientes que ten an una gran variedad de condiciones relativas a la inmunidad. El contempl resultados dram ticos, pero continu buscando formas de mejorar la efectividad de los suplementos. Citando preocupaci n por el costo y la calidad y un deseo de combinar los productos en una tableta nica, eventualmente incorpor estas mejoras a su formula, lo cual era ya algo propio y nico.

A trav s de experiencias cl nicas con suplementos de timo, el doctor Burgstiner dijo que observaba lo siguiente:

  • 84 casos de Hepatitis B fueron detenidos

  • 34 casos de Hepatitis C fueron detenidos

  • 28 casos de Artritis Reum tica fueron detenidos - los pacientes ya no usaron Prednisona, Methotrexato o inyecciones de Oro

  • 12 casos Lupus Sist mico estuvieron en remisi n - algunos pacientes tomaban un total de hasta 22 medicamentos diferentes y ahora se les diagnostica como asintom ticos

  • 10 casos de Esclerosis Multiple fueron detenidos

  • 12 casos de Psoriasis

  • 7 casos de Cancer de Clulas Escamosas de la piel y varios casos de Dermatitis At pica se hab an consecuentemente resuelto


  • El doctor Burgstiner not que los conceptos cient ficos que apoyaban su aproximaci n cl nica no eran poco ortodoxos, sino que estaban basados en principios m dicos tradicionales. Afirm que dentro de la comunidad m dica, cualquier gl ndula que disminuya en tama o o se seque en el cuerpo es reemplazada. Si el tiroides se seca, le damos tiroides. Si el p ncreas se seca (desarrolla diabetes), le damos insulina. Si las gl ndulas suprarrenales se secan (desarrolla la enfermedad de Addison), le damos cortisona. Si los ovarios se secan, le damos hormonas femeninas. Sin embargo, cuando las gl ndulas del timo se secan, nadie trata eso como una condici n m dica incluso cuando todos a los m dicos y enfermeros se les ense a que la gl ndula del timo controla el sistema de inmunidad . El doctor Burgstiner explic que la f rmula de timo muy probablemente tiene un efecto modulador; reduciendo condiciones hiper-inmunes, tales como la Artritis Reumatoide, y subiendo las condiciones hipo-inmunes, tales como el C ncer. El vio la suplementaci n de timo como una alternativa efectiva a las medicinas actuales que compromet an el sistema de inmunidad, con efectos secundarios devastadores.

    La filosof a de su ejercicio m dico fue: Si mantienes una fisiolog a normal, puedes prevenir la patolog a y la enfermedad . Su aproximaci n fue tratar al paciente de manera global, monitoreando unos reg menes de dieta y ejercicio, con suplementaci n alimenticia que asegurara un equilibrio adecuado para posibilitarle al cuerpo el mantenimiento de una buena salud.

    Hay sin embargo, muchos en la comunidad m dica tradicional que son esc pticos de la teor a del timo del doctor Burgstiner. Algunos argumentan que es normal que la gl ndula del timo se seque y deje de funcionar, simplemente porque ya no se necesita que produzca c lulas inmunes. Algunos han notado que no hay prueba formal (de estudios en que ambas partes desconoc an las caracter sticas) de que los niveles de factores de timo se eleven en el cuerpo al tomar la forma de p ldora del extracto de timo. Mucha gente que conoc que la hab a tomado y que afirman que les ha ayudado comentan que lo peor que puede pasar es que no haya resultados y que pierdas alg n dinero. Para ellos, el potencial de beneficio es y ha sido tremendo. La mayor a de los pacientes con los que hablamos encontraron una respuesta importante a los suplementos en el plazo de treinta d as. Pru belo es lo que me dijo un paciente recuper ndose de Lupus. Si no funciona, entonces d jelo .

    Antes de su inoportuna muerte, el doctor Burgstiner quer a desesperadamente que se hiciera investigaci n en el extracto de timo. El estaba de acuerdo en que se necesitan estudios reputables antes de que la comunidad m dica tradicional acepte la suplementaci n del timo y su potencial para tratar des rdenes de inmunidad, pero a adi que esperar la investigaci n significar a que muchos perder an los beneficios de los que l hab a sido testigo. Muchos estudios se planean con las esperanzas de aportar validez cient fica al impresionante cuerpo de evidencia anecd tica del doctor Burgstiner.

    Lo que s es cierto es que cualquier decisi n de probar tal suplemento deber a involucrar a su m dico. Es importante que los tratamientos m dicos tradicionales para enfermedades se contin en cuando se empieza con el suplemento. Siempre consulte a su m dico cuando empiece, detenga, o cambie medicaciones o a ada suplementos nutricionales, tales como el extracto de timo.

    Es el extracto de timo una esperanza escondida para la buena salud, o son los testimonios de muchos pacientes del doctor Burgstiner el resultado de un efecto placebo. Yo entrevist pacientes de diversos or genes y localidades geogr ficas, con una variedad de enfermedades diferentes, todos los cuales hab an llegado a la misma conclusi n: Si esto es un efecto placebo, ! ste es ciertamente asombroso!


    El doctor Burgstiner fue Ginec logo-Obstetra Certificado por el Comit , en Savannah, Georgia. Fue Presidente anteriormente de la Asociaci n M dica de Georgia y Vice Presidente de la delegaci n de Georgia de la AMA. El doctor Burgstiner fue Miembro (Fellow) del American College de OBGYN, Miembro (Fellow) del American College de Cirujanos, Miembro (Fellow) del American College de Cirujanos Internacionales, y Miembro (Fellow) del American College de Medicina Preventiva. Recientemente fue introducido en el Rinc n de la Fama (Hall of Fame) de la Facultad de Medicina de la University of Miami como uno de los nicos ocho ex-alumnos distinguidos desde 1961.


    Esta informaci n es solamente para fines educativos y no est pensada para diagnosticar, tratar, curar, o prevenir ninguna enfermedad o desorden o para reemplazar consejo m dico profesional. Por favor, consulte a su m dico cuando use cualquier suplemento alimenticio.

    Julio 1997